Autoescuela La Milagrosa

 

 

Un vehículo circulando a 48 km/h, ve a un peatón que se dispone a cruzar la calzada. Desde que este conductor percibe el peligro hasta que pisa el freno transcurre al menos 1 segundo a una distancia del peatón de 17 metros. El conductor no puede evitar el atropello, que se produce a unos 36 km/h teniendo resultados lesivos para el peatón.