Autoescuela La Milagrosa

 

Cuando el agua atraviesa o inunda la carretera o la calzada por la que circulamos, conviene tener mucha precaución y pensárselo dos veces antes de seguir.

Una corriente de agua con medio metro de profundidad, a una velocidad de 10-20 km/h, es suficiente para arrastrar a  un turismo, Estos consejos pueden ser útiles:

 

  • Carretera anegada. Aunque la conozca, lo la cruce y busque una alternativa. La inundación puede ser más profunda de lo que aparenta si el agua ha socavado el terreno.
  • Riada. Si el agua comienza a subir, supera la altura de los ejes o los bajos y comienza a mover el vehículo, abandónelo inmediatamente.